KobenKoba

 

 

 

 

Pintura rupestre.
Cueva de Los Judios.
Karrantza. Bilbao.

Kobenkoba, es un nuevo centro de interpretación del arte paleolítico. Habilitado dentro de una cueva natural -conocida como de Los Judíos- entre Lanestosa y Karrantza, muestra de forma amena y didáctica, cuáles eran las condiciones de vida de nuestros antecesores. En los distintos recorridos se describe cómo vivían, cómo cazaban y cómo se relacionaban socialmente. En una de las zonas, de unos 70 metros cuadrados y bajo el nombre de ‘El esplendor del arte cuaternario europeo’, se despliega un conjunto de 21 réplicas de los yacimientos pictóricos rupestres más importantes, principalmente del área franco-española (donde se concentra la mayor parte del arte mural parietal).


El gabinete de arqueología GAEM , empresa especializada en gestión de recursos culturales y encargada del proyecto , planteó la necesidad de realizar réplicas de pintura mural rupestre en la cueva natural de «los judios» para apoyar el discurso explicativo sobre el paleolítico.

Nunca antes se había dado la circunstancia (ni la posibilidad) de transferir una imagen en muros donde el agua rezuma libre y continuamente, donde se ha depositado barro y polvo o se han creado relieves por el sedimento del bicarbonato cálcico que acompaña al agua que se filtra en la cueva.
A las condiciones ambientales en la galería, con una humedad relativa constante de «punto de rocio» (más del 95%) y 14ºC de temperatura a lo largo del año, se sumaban las dificultades de acceso a las zonas de trabajo.

En el límite de las prestaciones del sistema de transferencia Papelgel, las imágenes se aplicaron sobre superficies muy irregulares, de relieves angulosos y volúmenes complejos. En algunos casos directamente sobre barro; en otros, sobre formaciones calcáreas mojadas.

Fue necesario un estudio detallado y muchos ensayos «in situ» para dar una solución adecuada al trabajo.

Todas estas valoraciones se llevaron a cabo en estrecha colaboración con Ramón Montes, director del proyecto. Se definieron los emplazamientos y los paños naturales más adecuados para cada figura, aprovechando en algunos casos los volúmenes coincidentes con los del original.

Olga transfiriendo la imagen de un bisonte de Altamira

Se seleccionaron las imágenes que mejor representaban el hilo histórico de las manifestaciones artísticas del Arte Parietal que hoy conocemos, eligiendo tipos variados tanto en su forma de ejecución, como de los motivos representados.
En algunos casos, para simplificar la comprensión de ciertos motivos, la copia se resolvió con imágenes gráficas sintetizadas, como en el caso de los renos de la cueva de Las Monedas. En otros, se decidió la realización de una réplica fotográfica, es el caso del bisonte de Altamira.

caballo de Pech Merle

ciervo de Salitre

bisonte de Niaux

vaca de Lascaux

marc con un caballo de Garma

bisonte Santimamiñe

cierva de Arenaza

olga con mamut de La Bone

reno de Las Monedas

olga preparando el muro

PROCESO DE APLICACIÓN

eliminación del fondo de la imagen
-vulvas de Tito Bustillo-


imagen impresa


emulsionado

transferencia sobre la roca

caballo de Ekain transferido al relieve


aspecto final