Los avances experimentados por la tecnología digital, han multiplicando las posibilidades en las labores de documentación, restauración y conservación en el ámbito del patrimonio cultural. La representación virtual -tanto tridimensional como fotográfica- se ha convertido en herramienta habitual para el estudio, preservación y difusión de los objetos artísticos.

Dicho progreso también influye en el trabajo de reproducción de obras de arte, tanto en la manera de entender una copia, como en las posibilidades técnicas para poderla llevar a cabo. Las reproducciones han tenido, y tienen, un importante papel en la divulgación y disfrute de la experiencia artística. Desde el grabado -que permitía a un mayor número de personas contemplar la obra- hasta la actual necesidad de preservar ciertos monumentos que están en serio peligro de degradación y pérdida, limitando la masificación de  visitantes, y dando la posibilidad, como alternativa, de contemplar una copia  fiel al original.

La tecnología, ha ido sustituyendo el trabajo manual por otro más objetivo. La fotografía ha sido paradigma de objetividad en la representación de la realidad. Los volúmenes eran copiados gracias a moldes. En la actualidad su trabajo ha sido sustituido por herramientas de registro del volumen que no necesitan contacto con la pieza y máquinas de modelado o mecanizado.

A pesar de los enormes progresos aún existía una limitación: cuando el volumen o textura, absolutamente objetivos en cuanto a la forma, albergaban policromía, ésta se aplicaba manualmente, introduciendo inevitablemente, inexactitudes que desvirtuaban la copia.

PAPELGEL®

Reproducción de obras de arte.
Después de años de investigación, en colaboración con el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), el Grupo de Ingeniería de Materiales (GEMAT) del Instituto Químico de Sarriá (IQS) y el apoyo del Centro para el Desarrollo Tecnológico e Industrial (CTDI), se consigue desarrollar un material tecnológicamente innovador -único en el mundo y patentado en trece países- que amplía las posibilidades del uso de la imagen fotográfica en el mundo del Arte, y da respuesta a la necesidad de introducir en la reproducción de las obras de arte - cualquiera que sea su naturaleza- el testimonio objetivo de su imagen fotográfica.

PAPELGEL® Es un material copolímero laminar, imprimible e inocuo. De aspecto muy similar a los papeles convencionales de calidad fotográfica,  permite transferir imágenes fotográficas de gran calidad a objetos con volumen, sin limitación de tamaño, forma o textura.


ASPECTOS TÉCNICOS PARA LA REPRODUCCIÓN DE UNA OBRA DE ARTE.

El procedimiento de reproducción de obras  de arte con Papelgel consiste básicamente en la realización de  reconstrucciones fotográficas a escala real,  adaptadas a superficies y volúmenes que  copian la naturaleza y peculiaridades de la obra original. En  el  sistema, el material adquiere propiedades elásticas, lo que  permite su adaptación sobre cualquier tipo de superficie, con independencia de su forma o textura.
Tras el estudio detallado de la obra, se define el proceso a seguir, que consiste básicamente en dos labores: la creación del modelo sólido de la superficie y la aplicación de la imagen.

Reproducción de la superficie.

Toma de datos (sin contacto) de la superficie del objeto.

Existen diversos sistemas que resuelven de forma eficaz la problemática que supone la réplica de un objeto. Pero para la reproducción de una obra de arte, y por motivos obvios de conservación y seguridad, toda la toma de información se ha de conseguir sin contacto.
Hay un amplio abanico de soluciones en el estado actual de la técnica, pero es el escáner, tanto de luz blanca como láser, el que proporciona niveles de precisión y seguridad suficientes para abordar un trabajo de estas características. Cada uno tiene sus propiedades; son las particularidades de la obra las que pueden determinar una elección u otra.

 

Ejemplo de escáner láser.

Julio Luzán de ICP escaneando
el interior de la absidiola de Pedret

 

Ejemplo de escáner de luz blanca.

Nub 3d escaneando
el
Retablo de Guimerà

Modelo sólido del volumen del objeto.

La información así obtenida nos permite -tras la elección de la maquinaria apropiada- la obtención de una superficie sólida que se corresponda con la del objeto a reproducir. Para ello también existen diversas alternativas:

 

 

Mecanizado CNC (control numérico).
Retablo de Guimerà

 


El sistema de fresado por control numérico o mecanizado (CNC), se basa en la automatización y control de los movimientos de una herramienta (fresadora) con relación a los ejes de coordenadas (puede no estar limitado a los ejes X,Y,Z) de la máquina. Un programa informático, ejecutado por un ordenador, guía los desplazamientos que la máquina requiere para el desbastado de material. Es un sistema que sustrae el sobrante de un bloque de material para conseguir la forma de la pieza o superficie requerida.


 

 

Estereolitografía.
Cristo de la Cruz de Organya

 



Al contrario que el mecanizado, la estereolitografía es un proceso de adición. Un programa informático traduce un modelo de diseño o volumen y organiza la información en capas. Esta información -el dibujo de cada capa- es proyectado por un láser de rayo ultravioleta sobre la superficie de una resina fotopolimérica (endurecida por la luz). El objeto se va sumergiendo en la cuba una vez polimerizada (endurecida) cada sección, hasta completar la totalidad del volumen.

Las imágenes

Fotografía y gestión del color.

La compañía Hewlett-Packard ha desarrollado una herramienta creada específicamente para el control y ajuste del color en la reproducción digital de obras de arte, el programa Artist.
La integración de los componentes del sistema, como cámaras, iluminación e impresoras, reduce el tiempo necesario para producir trabajos precisos de gran calidad. No es necesario iluminar de forma regular la obra de arte ni corregir el color, el software soluciona automáticamente los problemas de ese tipo durante el procesamiento.
El sistema  Artist elimina el trabajo y la incertidumbre de realizar correcciones manuales de color. El software realiza un balance de blancos automático, corrige la uniformidad de la iluminación, realiza correcciones cromáticas y genera un archivo TIFF con un perfil ICC integrado que es específico para esa obra de arte en concreto.

Aplicación de la imagen con PAPELGEL.

-es una lámina flexible que se imprimime con tintas pigmentadas de gran duración y calidad fotográfica. El espectro de color que ofrecen las tintas (una mezcla de hasta 12 colores) alcanza el 95 % del modelo de color RGB.

-presenta una fase elástica, lo que permite adaptar la imagen sobre cualquier superficie. Por otro lado, los ajustes y correcciones dimensionales evitan arrastrar o acumular cualquier posible error.

-es transparente, el control, ajuste y seguimiento del trabajo es completo.

-el adhesivo empleado se puede elegir buscando la adecuada compatibilidad con las características y naturaleza del material del soporte.

-el adhesivo y la tinta es lo único que permanece después de retirar la película Papelgel.

Retablos y tallas. Dorado, estofado y punteado en las pinturas.

Con el fin de embellecer y ennoblecer los motivos de inspiración religiosa de diversas obras de arte, algunos elementos -y como recurso artistico- fondos, nimbos, joyas, vestidos y otros, se cubrían con láminas de oro.
Sobre algunas zonas de este minucioso trabajo de dorado, se aplicaba color (temple) recreando encarnaduras, paisajes y escenas. En algunas zonas el dorado se observa a través de veladuras de color; en otras,
la capa de pintura se retiraba con punzones para mostrar el oro aplicado en el fondo (técnica del estofado).

Papelgel es un material versátil que permite aplicar pintura metálica en el fondo de las imágenes. De este modo, los fondos dorados quedan totalmente integrados en la pintura. El color, las veladuras donde el oro respira, las zonas donde aparece el bol de la preparación, etc, presentan un aspecto armonioso y convincente.

Véase el retablo de Horcajo de la Sierra
 
 
 

 

 

 

ARSUS PAPER SL - Nou de Sant Francesc 17, Bajos 3a 08002 Barcelona - Tel. 93 317 59 83